Versión en Gallego

El PROCESO DEL LINO EN PRADA

Introducción


Sementar, ripar, espadar, fitoira , espadela, mazo …son palabras muy hermosas que seguramente a muchos de los que lean estas líneas no les dirán nada pero que para sus padres o abuelos les traerán muchos recuerdos. Para ellos significaron trabajo y esfuerzo pero también compartir y diversión .Para los que en aquella época éramos niños supusieron un aprendizaje lúdico.

Todas estas palabras han nacido alrededor del cultivo del lino, que tanta importancia tuvo durante muchos años en toda Galicia y, como no, en Prada.

Por eso no queremos que la experiencia de nuestros padres y abuelos quede en el olvido, este pequeño resumen es un homenaje a ellos.


El lino

El lino es una planta de la familia de las lináceas, en Galicia hay varias especies del género Linum. El lino cultivado (Linum Usitatissimun), es llamado lino manso o gallego. Se trata de una planta anual que puede alcanzar desde 30 cms. hasta un metro. Posee hojas lanceoladas con tres nervios, flores de un azul vivo, que pueden llegar a los tres cms. de diámetro, y su fruto es globuloso.


Esta planta es conocida desde hace miles de años por diversas culturas, como la egipcia, pero a pesar de su larga historia, es a partir de la Edad Media cuando se poseen datos claros acerca de la importancia del lino en Galicia, época en la que existe una auténtica "cultura del lino" en esta tierra. La importancia del lino en la economía de los campesinos gallegos no fue siempre la misma, es a finales del siglo XVIII y primeros años del XIX cuando se sitúa la etapa más próspera. Hay un largo proceso desde que comienza la tarea de sembrar hasta que podemos ver un tejido confeccionado con lino.


Sembrado

El tiempo adecuado para sembrar el lino depende del tipo de clima. En Prada se sembraba al final del mes de Abril o a principio del mes de Mayo, generalmente en una tierra de regadío en la que crezca poca hierba, labrando y limpiando la tierra, quitando las hierbas e impurezas antes de echar la simiente que se hace al voleo

En Prada se solía sembrar As Pozas, en Redondelo y O Meiredo.

El único cuidado que requería durante el crecimiento de la planta era quitar las malas hierbas que pudieran ir creciendo ,proceso que se denomina “mondar”



Arrancado y Ripado

A finales de Julio o principios de Agosto, cuando echa el” bagazo” y se pone de color amarillo es momento de arrancarlo con la raíz. Esto se hace a mano y teniendo cuidado de no perder la raíz, batiendo la planta contra la pierna para quitarle la tierra.

A continuación se junta en gavillas denominadas “empozadoiros” para llevarlo a casa y “riparlo”. Esta tarea se hacia en la era donde se trillaba el centeno, ya que en este momento estaba “bosteada ”(recubierta con la “bosta” de la vacas )y era más fácil recoger las semillas. En algunos casos esto también se hacia en la tierra donde estaba sembrado.

El “ripado” se hacia para separar la semilla de la planta haciendo pasar ésta por entre los dientes de un instrumento llamado “ripo”.

La simiente que se le quita se echa a secar al sol unos días para que la “bagaña” abra y poder extraer la” liñaza” que se guarda para varios usos, siendo el principal usarlo como semilla para el año siguiente. Pero en aquella época también tenía un uso medicinal en forma de ungüento o aceite, muy útil para curar quemaduras.



Empozado

Para que el lino ablande hay que sumergirlo en un pozo con el agua estancada y dejarlo entre ocho y nueve días, dependiendo de la calidad del lino. Para saber si ya esta “cocido”, se frota y si salía la “tasca”, se sacaba del pozo. Este empozado se hacía en el Regueiro do Couso o en el río Xares. Cada persona que llevaba su lino hacía un pequeño pozo separado, por unas piedras del pozo del vecino, compartiendo el mismo río y respetando el espacio de cada uno. Se le ponía unas piedras para que no lo llevase la corriente.



Secado

Posteriormente se lava y se extiende en un campo, donde le dé el sol permanentemente, dándole vueltas de vez en cuando, para que seque bien. Una vez bien seco se recoge, haciendo “móllos” (tres gavillas o “empozadoiros” juntos).



Mazado

Para esta tarea es imprescindible que el lino esté caliente, para eso los” móllos”, completamente secos, se extienden de uno en uno, unas horas en un campo soleado, hasta que estén bien calientes.

Transcurrido este tiempo se recoge y se pone en el” mazadoiro” para golpearlo, paro lo cual se usa el” mazo” una pieza de madera rectangular y gruesa, una de cuyas caras presenta una hendiduras longitudinales y cuenta con una parte más estrecha a modo de mango para agarrar.

Seguidamente el lino mazado se friega con las manos en la piedra, como si fuera una pieza de ropa (para que le vayan saliendo los tascos, parte leñosa, etc) y separar la paja de la fibra.



En esta tarea era donde la gente del pueblo compartía espacio y tiempo. Se usaban como “mazadoiros” piedras o lastras que la gente utilizaba el resto del año para sentarse y charlar, eran lugar de tertulia .

En la Corredoira se usaba una piedra que había delante de la casa de la señora Carmen(hoy en día casa del Ferreiro sigue siendo lugar de reunión ). También había otra piedra donde hoy se hace la fiesta, en frente de la casa de la Señora Lisa.

Lugar muy importante también era en el Campo, al principio del camino del Pacio, donde se usaban

las escaleras que suben a la Iglesia y la piedra que hay a continuación.

El “mazado” era una tarea conjunta, pues aunque cada uno mazaba su lino procuraban coincidir todos para hacer mas llevadero el trabajo charlando de las cosas del día a día e incluso cantando. Si alguno terminaba pronto ayudaba a los demás sin ningún tipo de interés.





Espadelado o Tascar o liño

El siguiente paso para conseguir que el lino se vaya haciendo más fino es el “espadelado” que sirve para quitar los “tascos”.Para eso se utiliza la “fitoira” (espadeleiro) ,que es una pieza de madera en forma de T invertida y que pisamos con los dos pies para evitar que se mueva y la “espadela”, una especie de espada ancha y corta ,también de madera, con la que lo golpeamos el lino que colocamos encima de la” fitoira”. Al terminar, el material queda muy fino, sin cáscara y debe enrollarse en “estrigas” para que no se enrede y se almacenan para  posteriormente” restregarlas”.

El espadado se hacía de forma individual o entre varios vecinos próximos, utilizando los bajos de las casas para tal fin y si hacia buen tiempo se “espadelaba” debajo de los corredores.





Restrelado

Las estrigas almacenadas necesitan ser “restregadas”, lo que se hace con el “restrelo”, que es un utensilio en forma de banco en uno de cuyos extremos hay unos pinchos cortos y muy juntos. Colocando una piedra encima para que no se mueva y pasando las hebras entre sus dientes, sacamos tres hebras, la primera, la mas tosca son los “cabezos”, la segunda es la “estopa” y por último la mas fina, el lino. Esta operación tamén se llama “asedar”





Hilado

Finalizado el “restrelado", hay que hilar el lino, para ello utilizamos la rueca y el huso.

La rueca es una vara, generalmente de avellano. A unos 25 cm. del extremo superior se le coloca un abultamiento de madera llamado “roquil”,donde luego irá colocada la madeja de lino, que se atará con el naipe, tira de cuero que está sujeta el extremo de la rueca.

El uso es una pieza pequeña de madera que se asemeja a una peonza alargada.

Para hilar colocamos la rueca en la cintura, una vez que enrollamos la estopa en la parte más gruesa del aparato y le ponemos el naipe, para que el material no se mueva. Sujetamos el huso con una de las manos, tirando con la otra mano del lino, que al tener una textura semejante a la del algodón es fácil transformarla en hilos, que van enganchándose en el huso, quien los va retorciendo y elaborando totalmente, gracias a la pericia de la persona que lo hace girar. Cuando el huso está lleno se quita el hilo por la parte estrecha y así queda hecha una “mazaroca”.

El hilado se dejaba para ocupar las largas y frías noches de invierno. La gente se juntaba en las casas, por la noche, hoy en casa de uno y mañana en casa de otro. A la reunión acudían mujeres, hombres y en ocasiones niños, siempre que no fuera muy tarde. Generalmente las que hilaban eran las mujeres. Estas reuniones daban lugar a la tertulia donde se contaban chistes, chascarrillos, canciones. Se contaban o leían historias reales o inventadas, de hombres lobo, de cantares de ciego y coplas que narraban casi siempre historias tristes. Pero también era una buena ocasión para “ligar”, o por lo menos intentarlo.

Tan importantes eran estas reuniones que tenían nombre propio “fiadeiros” o “fiadoiros” y fueron muy importantes en todo Galicia como transmisores de la literatura popular de forma oral.





Ensarillado

El siguiente paso es el ensarillado, que se hace con el sarillo para darle al lino la forma de marañas (madeja). Con varias “mazarocas” ensarilladas se hace una madeja. Se une el hilo de “ mazarocas” poniéndolo en el sarillo, aparato de madera compuesto por cuatro aspas giratorias, en las que se va enredando el hilo hasta formar una madeja.





Clareo

El penúltimo proceso, el del clareo. Se colocan las madejas en un recipiente con agua y ceniza de madera de roble(que abundaba en Prada y la zona), colgado de una barra que lo atraviesa, e hirviendo durante dos horas. Después hay que clarearlas durante tres o cuatro días exponiéndolas al sol durante los cuales, se van mojando las madejas con una regadera, para que el agua caiga esparcida y vayan clareando, poco a poco. Cuando vemos que el color castaño que tiene el lino durante todo el proceso se vuelve blanco, las recogemos, las pasamos por agua en un lavadero y las fregamos, extendiéndolas después a lo largo de un palo y colocándolas al sol para que sequen.

Para la confección de algunas prendas se utilizaba lino de colores, el más común era el marrón llamado “caparrosa” y aunque se podía teñir en casa, lo más usual era mandarlo a Astorga (León) para que lo tiñeran.



Tejido (hacer ovillos)

El último proceso por la que pasa la hebra es el de ponerla en la devanadora, aparato parecido al “sarillo” pero que está en horizontal, con la intención de desenrollar las madejas, para hacer los ovillos que se llevan al telar para transformarlos en la tela.





Usos y utilidades del lino.

El lino y la lana eran los principales elementos con los que se confeccionaba la ropa tanto para uso personal coma para la casa.

Del lino se aprovechaba todo: los cabezos se usaban de base para tejer con el lino fino para confeccionar desde sábanas hasta paños de cocina.

Con la estopa se hacían sábanas, calzones para los hombres, camisolas interiores para las mujeres.

Con el lino mas fino se tejían sábanas finas, toallas, manteles, camisas para hombres ”chambras” para las mujeres.

Con mezcla de diferentes linos se hacían colchas y alfombras.

Hoy en día algunas partes del traje tradicional se confeccionan con lino como son las camisas de los hombres o los calzones.



Refrán y canciones

Casi todas las tareas del campo se acompañaban de canciones y alrededor surgían también dichos populares y refranes.

Aquí figura una pequeña muestra que esperamos se amplíe con la colaboración de la gente.



REFRÁN

Marchei ao mar

fun e volvín

e o teu liño sen fiar

¿que fíceches truhana?

¿durmiche?

CANCIÓN

Xa ven o tempo de troupele, troupele

Xa ven o tempo de troupelear

Xa ven o tempo de mazalo liño

Xa ven o tempo do liño mazar.



Este pequeño trabajo es el resultado de varias tardes de “fiadoiro” de las familias Barrio Fernández y Fernández Jares .Nosotros disfrutamos haciéndolo, esperamos que vosotros disfruteis leyéndolo e que eso os pueda traer agradables recuerdos.